jueves, 5 de enero de 2012

El coloso de la Calzada Independencia

ImagenCuando se habla del Estadio Jalisco, es necesario quitarse el sombrero y ponerse de pie. 
El coloso de la Calzada Independencia, fue un sueño hecho realidad, no solo para las personas que intervinieron en su elaboración y construcción, sino para todos los amantes del futbol.

Con una capacidad para 56.713 personas, el Estadio Jalisco, fue fundado en 1960 y es el tercero más grande de México después del Estadio Azteca y del Estadio Olímpico Universitario.


En la grama del Jalisco, se han jugado dos campeonatos mundiales, México 70 y México 86, siendo el Jalisco un excelente anfitrión, de equipos y jugadores que han pasado a la historia.


El 31 de enero de 1960, en un partido entre el Atlas y el campeón de la Liga Argentina, el San Lorenzo de Almagro, se dio el silbatazo inicial. 
Este encuentro formaba parte del “Primer Torneo Pentagonal de Occidente” donde participaban, las Chivas, el Oro, el Sao Paulo, el San Lorenzo y el Atlas.

El jugador e ídolo Rojinegro, Alfredo "Pistache" Torres, tuvo los honores de ser el primer jugador, en pisar la cancha del Jalisco. 
Mientras que el primer gol, fue de Norberto Boggio, jugador de El ciclón. 
Para este partido, asistieron cincuenta mil espectadores, cuya entrada dejó ganancias en taquilla de cerca de 465 mil pesos.

El partido quedo 2 – 0 a favor del equipo visitante. 
En los vestidores, los jugadores Rojinegros estaban frustrados, pero reconocían que el rival había sido superior.

Para México 1970, el Estadio Jalisco fue elegido como sede de la copa del mundo, por lo que se le añadió un segundo piso, además de extender el techo a todas las tribunas. 
En la Copa del Mundo de México 86, el Estadio Jalisco fue seleccionado de nueva cuenta como sede mundialista y se le hicieron trabajos de remodelación general y modernización del equipo técnico.

Con el paso del tiempo, el Jalisco ha sufrido modificaciones contantes en distintas áreas, desde la modernización de los palcos, áreas de prensa y zonas generales; hasta la instalación de dos pantallas de alta resolución y mejoría del equipo de audio y video. 
Así empezó la historia de esta monumental obra, que con el tiempo ha sufrido cambios considerables, que hacen que cada día que pasa, el Jalisco siga siendo un excelente inmueble, para ver y disfrutar nuestro querido deporte, el futbol.