miércoles, 25 de enero de 2012

Reclaman papel determinante de las instituciones catalanas en El Prat



Barcelona / Ciberpasqunero / EFE

Que las administraciones y la sociedad civil catalana tengan un papel determinante en la gestión del aeropuerto de El Prat aunque este no se privatice, reclama el alcalde de Barcelona, Xavier Trias.
Sobre el anuncio que hizo la ministra de Fomento, Ana Pastor, de la suspensión la privatización de la gestión de los aeropuertos de El Prat y Barajas, el alcalde de Barcelona ha afirmado que se debe ver en qué términos se plantea.
"Si se hace para que el Estado tenga la gestión es una mala noticia, si es porque la situación económica no es positiva es otra cosa", ha dicho Trias, según informa el consistorio.
El alcalde de Barcelona ha insistido en reivindicar, una vez más, el papel determinante de las administraciones y la sociedad civil catalanas en la gestión del aeropuerto del Prat, "es el que siempre hemos reclamado y se puede hacer sin vender".
Xavier Trias ha añadido que este será uno de los temas que pondrá sobre la mesa en su reunión con la ministra de Fomento el próximo 14 de febrero.
Estas consideraciones del alcalde podrían restar hierro a la declaración institucional sobre el aeropuerto que esta previsto que haga el consejo municipal del viernes.
La junta de portavoces admitió ayer, pese a la abstención del PP, que el orden del día del pleno del viernes incluya una declaración institucional de rechazo a la decisión unilateral de Fomento de parar el concurso de privatización de la gestión del Aeropuerto de El Prat, que ha propuesto Unitat per Barcelona.
Para que una declaración institucional tenga este carácter necesita el apoyo de dos tercios de los concejales del Ayuntamiento de Barcelona (41), por lo que Unitat, que solo tiene 2, debe conseguir, como mínimo, el apoyo de CiU (14) y PSC (11).
En rueda de prensa, el presidente del grupo municipal de ICV-EUiA, Ricard Gomà, ya ha anunciado que los ecosocialistas no se sumarán a la declaración porque defiende la privatización del aeropuerto y no un modelo de gestión descentralizado y publico.
Por su parte, el presidente del grupo municipal del PPC, Alberto Fernández, también en rueda de prensa, ha defendido que el concurso tenía que pararse porque no se estaba en las condiciones para obtener el mejor precio e incluso se corría el riesgo de que fuera declarado desierto, lo que sería "un golpe a la imagen de Barcelona".
Fernández se ha mostrado dispuesto a suscribir la declaración si se corrige el redactado y suprimen de ella los párrafos de rechazo a la decisión del Ministerio de Fomento.